Dejar de fumar es posible

Dejar de fumar¿Quién no ha pensado en dejar de fumar alguna vez? Con total seguridad se puede afirmar que al menos un ochenta por ciento de los fumadores ha fantaseado con la idea de abandonar ese vicio al menos en un par de ocasiones a lo largo de su vida.

Es cierto que lo que todo el mundo comenta es bastante desalentador. Quien más o quien menos ha escuchado alguna vez lo difícil que resulta dejarlo, la ansiedad que produce, los kilos de más que ha ganado… ¡Ciertamente desalentador!

Leer más

Cómo perder peso

A pesar de que las personas hayan heredado el metabolismo de su familia, no están castigadas a conformarse con los kilos de más y los trastornos que ello conlleva. Por eso, queremos ofrecerle unos cuantos consejos de salud para Perder peso.

Diferentes estudios demuestran que los consejos que ofrecemos a continuación aceleran el metabolismo, haciendo que el cuerpo baje de una manera más rápida, saludable y natural en un menor tiempo y sin hacer apenas esfuerzo.Leer más

¿Cómo dejar de fumar?

Dejar de fumar es uno de los objetivos que tienen muchas personas, como tú mismo, para preservar tu salud de este mal hábito adquirido. Para conseguir este anhelado y saludable objetivo puedes disponer de una serie de innovadoras técnicas y terapias que presentan una gran eficacia para reforzar tu decisión.

Una de las más relevantes para luchar contra el tabaquismo se basa en la aplicación de láser. Su estrategia se centra en la estimulación de ciertos puntos reflejos que están situados en tu oreja, para que de esta forma se genere una liberación de las endorfinas. Es conveniente que conozcas que esta hormona está vinculada directamente con los procesos de drogodependencia, como es este hábito que actualmente padeces. Una de las grandes ventajas que tiene este sistema de desintoxicación es que actúa sobre la raíz misma de tu problema. Además, se trata de una terapia que es completamente natural y que no presenta contraindicaciones ni efectos secundarios. Y que por otra parte, no te produce ninguna clase de dolores o molestias durante su aplicación.

Tratamientos antiestrés

De cualquier forma, no es el único método que dispones en estos momentos para abandonar esta adicción de una manera radical y eficaz. Sino que también puedes complementarlo con una terapia antiestrés que tiene como meta reducir tu estado de ansiedad y nerviosismo. Procesos a los que están ligados en muchas ocasiones esta clase de adicciones. En este caso, a través de una actuación sobre los principales puntos energéticos y en todas sus ramificaciones nerviosas. Para que de esta forma, provoque en tu organismo una correcta secreción de las endorfinas que finalmente incidirá en una mayor relajación en tu estado emocional. En cualquier caso, puedes combinar este sistema con otras terapias psicológicas que tratarán de reforzar tu firme decisión para dejar de fumar en tu nuevo estilo de vida.

Dia Mundial sin Tabaco

Como cada 31 de de Mayo, la OMS, y sus asociados, celebra el Dia Mundial sin tabaco con el propósito de seguir informando sobre los riesgos sanitarios del tabaco y contribuir con políticas orientadas a ladia mundial sin tabaco disminución del consumo.

Este año la campaña se ha centrado en el empaquetado neutro del producto. Con esta medida se restringe el uso de logotipos, imágenes de marca o información promocional. La marca de tabaco aparecerá en un color y tipo de fuente estándar.

De esta forma se pretende conseguir una disminución del atractivo del producto y del uso del mismo como soporte publicitario, así como evitar el etiquetado y empaquetado engañoso.

Son ya varios los países que han implantado esta normativa con resultados positivos, como Australia, que fue el primer país en dar el paso en 2012, o como Francia, Reino Unido e Irlanda, que lo hicieron en el mes de mayo del presente año. Otros países se encuentran en un estadio avanzado respecto a la adopción de leyes acerca del empaquetado neutro.

Algunas de las ventajas del empaquetado neutro son hacer menos glamuroso el consumo del tabaco, reducir falsas creencias sobre el nivel de peligrosidad de unas marcas frente a otras, o provocar una mayor atención en las advertencias sanitarias que aparecen en las cajetillas.

Con el Dia Mundial sin Tabaco, la OMS pretende introducir el empaquetado neutro dentro de un enfoque integral y multisectorial del control del tabaco, facilitando y alentando a los Estados Miembros a implantar medidas relativas al empaquetado y etiquetado del tabaco de forma gradual.

Mitos acerca del tabaco

  1. Mitos acerca del tabacoDe algo hay que morir. Evidentemente así es; la cuestión más bien sería si se puede evitar que sea de forma prematura y/o con qué calidad de vida. Las estadísticas apuntan que uno de cada dos fumadores morirá prematuramente, y uno de cada cuatro lo hará entre los 35 y los 69 años. El consumo de tabaco causa más muertes evitables que la suma de accidentes de tráfico, alcohol, SIDA y drogas ilegales.
  2. El tabaco es algo natural, lo nocivo son los aditivos. Natural no significa inocuo, existen numerosas sustancias naturales que son potencialmente dañinas o venenosas. En el caso que nos ocupa, la nicotina, que es un elemento exclusivo de la planta natural del tabaco, ya es dañina por sí misma, pues altera el sistema cardiovascular, digestivo o el sistema nervioso central entre otros.
  3. El tabaco me relaja. El consumo continuado de nicotina provoca cambios en la secreción de diferentes neurotransmisores que producen sensación subjetiva de relajación o calma. Los momentos de abstinencia se viven con ansiedad precisamente por la falta del efecto de la nicotina en los neurotransmisores “calmantes”. Sin embargo, esto no es más que un “oasis de relajación”, pues está comprobado que el dejar de fumar mejora la sintomatología ansiógena y depresiva. En definitiva, que se fuma para aliviar la ansiedad de la retirada de la nicotina.
  4. Dejar de fumar no me compensa. Los beneficios tras dejar el tabaco son inmediatos, apenas tras 24-48 horas se comienzan a sentir.
  5. No tengo fuerza de voluntad. Aunque la motivación es un aspecto influyente a la hora de dejar de fumar, no es algo que se tenga o no se tenga. La motivación o la fuerza de voluntad es algo dinámico que la persona puede trabajar a través de recursos tanto internos como externos.
  6. Lo ideal sería fumar 2 o 3 cigarrillos al día. Esta solución no es factible para fumadores que consumen más de esa cantidad. Está comprobado que la disminución del consumo, con el tiempo, lleva aumentar la dosis hasta la cantidad inicial. De hecho, la mayoría de las veces se vive con el mismo esfuerzo fumar menos que dejar de fumar completamente.
  7. Los cigarrillos light son menos perjudiciales. Sin embargo, al ser más bajos en nicotina, se aumenta el número de cigarrillos consumidos para conseguir los efectos deseados y evitar los síntomas de abstinencia.
  8. Por uno no pasa nada. Este tipo de pensamientos suele preceder una recaída, y se dan con más frecuencia en situaciones sociales de celebración. Una vez se fuma un cigarrillo tras un periodo de abstinencia, la probabilidad de recaída aumenta considerablemente.
  9. Más contamina el tráfico. Los estudios realizados en espacios cerrados muestran que un motor diesel libera menor numero de partículas contaminantes que el humo de 3 cigarrillos.
  10. Si es tan malo, ¿por qué no lo prohiben? Parece poco probable que la prohibición total del tabaco sea políticamente aceptable en la mayor parte de los países. A esto se suma el hecho de que las prohibiciones del consumo de sustancias no llevan a una eliminación del consumo, y sí a una actividad delictiva alrededor de dicha sustancia con el consiguiente aumento del coste de seguridad y policial asociado.

¿Puede un ex-fumador fumar ocasionalmente?

Fumar ocasionalmente es una posibilidad que los ex-fumadores se plantean con relativa frecuencia unafumar ocasionalmente  vez que han dejado el tabaco. Incluso llegan a preguntarlo  durante el tratamiento para dejar de fumar, ¿podré fumar un  cigarrillo en alguna ocasión especial que se presente? Quizá  esto ocurre porque a una gran mayoría de fumadores, a  pesar de querer librarse del peso de la adicción, les gustaría  fumar algún cigarrillo de vez en cuando. Este sentimiento  contradictorio, “quiero dejarlo, pero me gustaría fumar  ocasionalmente”, es muy común, y de hecho acompaña a  cualquier adicción.

Es verdad que hay fumadores que consiguen tener un consumo de tabaco muy bajo, incluso hay personas que consiguen fumar ocasionalmente en determinadas situaciones o momentos. Sin embargo la mayoría de este tipo de fumadores siempre han mantenido consumo ocasional o muy bajo, siendo realmente difícil que una persona adicta a la nicotina consiga consumirla esporádicamente.

Esto ocurre por el llamado “efecto de tolerancia”, según el cual, conforme aumenta la adicción a una sustancia, en este caso la nicotina, la cantidad necesaria para producir sus efectos en el organismo es mayor. Es decir, cada vez se necesita consumir más para evitar los síntomas de abstinencia. Una vez se deja de consumir la sustancia y se supera el período de abstinencia, fumar puede reactivar de nuevo el efecto de tolerancia, de forma que la cantidad consumida no es suficiente para el organismo, restableciéndose rápidamente los niveles de consumo habituales.

Tras varios meses de abstinencia, dosis bajas de nicotina rememoran sensaciones placenteras y reforzantes asociadas al consumo previo, y suponen generalmente el desencadenante de una recaída.

Por tanto, la recomendación es siempre la de mantener la abstinencia, y en caso de que se empiece a fumar ocasionalmente, ser conscientes de que podemos estar en el inicio de una recaída y poner manos a la obra para prevenirla, bien sea por nosotros mismos, bien con ayuda de un profesional.

¿Por qué es tan adictiva la nicotina?

Muchas personas que vienen a dejar de fumar a la clínica nos hacen esta pregunta: ¿por qué me cuesta tanto dejarnicotina el tabaco por mi mismo? ¿por qué es tan adictivo?

La respuesta está en la nicotina, que como ya sabréis, es el componente del tabaco que hace que éste sea adictivo, tanto como la heroína o la cocaína. La explicación de que esto sea así tiene dos componentes: uno fisiológico y otro psicosocial.

A nivel físico, lo primero que hay que tener en cuenta es que la nicotina se absorbe muy fácilmente, y que llega al cerebro en tan sólo 7 segundos. Esto quiere decir que los efectos que produce en el cerebro (y que ahora veremos) ocurren rapidamente, y además se mantienen durante unos 30 minutos. En fumadores regulares, los niveles de nicotina aumentan gradualmente durante el día y persisten durante la noche, con lo cual, podríamos decir que un fumador está expuesto a los efectos de la nicotina prácticamente durante las 24 horas del día.

Los principales cambios neuroquímicos que podrían dar cuenta del potencial adictivo de la nicotina son, por un lado la liberación brusca de endorfinas, y por otro la de dopamina. Las endorfinas producen una sensación placentera y de bienestar al fumar un cigarrillo; la posterior disminución de esta sustancia hará que el organismo eche en falta su efecto. La dopamina está relacionada con el efecto reforzante del consumo de cualquier droga en general, y del tabaco en particular, es decir, el aumento de este neurotransmisor cuando se fuma hace que no sólo el hecho de consumir un cigarrillo sea reforzante, sino que además cualquier situación o estado emocional quede asociado a ese poder reforzante.

Otro cambio importante, y que explicaría por qué bajo situaciones de estrés los fumadores aumentan su adicción al tabaco, es que los niveles de nicotina disminuyen con la liberación de cortisol, una hormona cuya segregación aumenta con la aparición del estrés. En esta situación, el fumador necesitaría consumir más tabaco para que los niveles de nicotina aumenten hasta lo que “necesita” su organismo.

En cuanto a los factores psicosociales implicados en el poder adictivo de la nicotina, diferentes situaciones, como una reunión de amigos o un momento de relax, así como diferentes estados emocionales, como el estrés, la tristeza, el aburrimiento, etc. quedan asociados al consumo de tabaco; y puesto que en nuestro día a día, estas circunstancias aparacen incluso en más de una ocasión, el patrón de consumo se repite una y otra vez.

Todo esto enmarcado en un contexto social en el que el tabaco es una droga legal y socialmente “permitida”, en el sentido de que no nos resulta extraño ver a una persona fumar en la calle o en la terraza de un bar, lo cual facilita que la adicción se mantenga de una forma más o menos fácil. La Ley Antitabaco ha conseguido que la influencia de este último factor sea cada vez menor, aunque aún queda camino por recorrer.

Engordar al dejar de fumar

Engordar al dejar de fumar

  • La nicotina tiene un efecto saciante y acelera el metabolismo
  • Además, la ansiedad típica de la abstinencia a la nicotina aumenta la ingesta

Engordar al dejar de fumar es algo muy habitual y que preocupa con engordar al dejar de fumarmucha frecuencia a los ex-fumadores, principalmente por motivos estéticos.

El aumento de peso al dejar de fumar oscila entre 3-5 Kg durante el primer año, pero como siempre pasa con las estadísticas, hay personas que superan esta cantidad y son las que más se preocupan y se quejan; incluso algunas vuelven a fumar por este motivo.

¿Quieres saber por qué es normal engordar al dejar de fumar? Pues la respuesta está en los efectos que la nicotina tiene sobre el organismo, en este caso sobre el Sistema endocrino y metabólico y sobre el Sistema nervioso central.

En el primer caso, la nicotina produce la liberación de ciertas  hormonas, y promueve el incremento del metabolismo graso y del gasto energético.

A nivel del sistema nervioso central, la nicotina estimula zonas específicas del cerebro que están implicadas en los mecanismos relacionados con la saciedad, concretamente el hipotálamo ventromedial. Esto se traduce en un aumento de la sensación de saciedad en los fumadores.

 Si tenemos en cuenta que la nicotina llega facilmente al cerebro, y que mantiene sus efectos unos 30 minutos, y además añadimos que el tabaco es una droga de consumo habitual y cíclico en los fumadores, vemos como estos efectos saciantes y “quema grasas” son una constante en la vida del fumador.

Esto quiere decir, que cuando una persona deja de fumar, hace que su metabolismo vuelva a un nivel basal o normal.

 Por otro lado, hay que tener en cuenta que uno de los principales síntomas del síndrome de abstinencia a la nicotina es la ansiedad, la cual se suple muchas veces con el consumo de alimentos, y además, estos suelen ser hipercalóricos, otro motivo más para facilitar el aumento de peso.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, te recomendamos que si vas a dejar de fumar o lo has hecho recientemente, te plantees acompañar una dieta saludable con algo de ejercicio, lo cual te ayudará a evitar engordar al dejar de fumar, o por lo menos, a que el aumento de peso sea menor. También es apropiado buscar una terapia de ayuda que te permita pasar el proceso de abandono del tabaco con la menor ansiedad posible, como por ejemplo, la auriculoterapia láser.

Test de Fagerström de Dependencia a la Nicotina

El Test de Dependencia a la Nicotina de Fagerström constituye un dependencia a la nicotinacuestionario validado para evaluar el nivel de dependencia fisiológica a la nicotina.

Es muy sencillo y rápido de responder, y los resultados diferenciarán entre tres niveles de dependencia.

Dichos resultados han de ser tomados con cautela, nunca sustituirán la opinión de un especialista y siempre serán orientativos. Si necesitas una evaluación más pormenorizada te recomendamos que acudas a un profesional especializado en la materia.

TEST DE DEPENDENCIA A LA NICOTINA DE FAGERSTRÖM

¿Conoce su grado de dependencia al tabaco? Descubra su grado de adicción con este sencillo test

1. ¿Cuánto tiempo pasa entre que se levanta y fuma su primer cigarrillo?

 
 
 
 

2. ¿Encuentra difícil no fumar en lugares donde está prohibido?

 
 

3. ¿Qué cigarrillo le molesta más no fumar?

 
 

4. ¿Cuántos cigarrillos fuma al día?

 
 
 
 

5. ¿Fuma con más frecuencia durante las primeras horas después de levantarse que durante el resto del día?

 
 

6. ¿Fuma aunque esté tan enfermo que tenga que guardar cama la mayor parte del día?