Engordar al dejar de fumar

Engordar al dejar de fumar

  • La nicotina tiene un efecto saciante y acelera el metabolismo
  • Además, la ansiedad típica de la abstinencia a la nicotina aumenta la ingesta

Engordar al dejar de fumar es algo muy habitual y que preocupa con engordar al dejar de fumarmucha frecuencia a los ex-fumadores, principalmente por motivos estéticos.

El aumento de peso al dejar de fumar oscila entre 3-5 Kg durante el primer año, pero como siempre pasa con las estadísticas, hay personas que superan esta cantidad y son las que más se preocupan y se quejan; incluso algunas vuelven a fumar por este motivo.

¿Quieres saber por qué es normal engordar al dejar de fumar? Pues la respuesta está en los efectos que la nicotina tiene sobre el organismo, en este caso sobre el Sistema endocrino y metabólico y sobre el Sistema nervioso central.

En el primer caso, la nicotina produce la liberación de ciertas  hormonas, y promueve el incremento del metabolismo graso y del gasto energético.

A nivel del sistema nervioso central, la nicotina estimula zonas específicas del cerebro que están implicadas en los mecanismos relacionados con la saciedad, concretamente el hipotálamo ventromedial. Esto se traduce en un aumento de la sensación de saciedad en los fumadores.

 Si tenemos en cuenta que la nicotina llega facilmente al cerebro, y que mantiene sus efectos unos 30 minutos, y además añadimos que el tabaco es una droga de consumo habitual y cíclico en los fumadores, vemos como estos efectos saciantes y “quema grasas” son una constante en la vida del fumador.

Esto quiere decir, que cuando una persona deja de fumar, hace que su metabolismo vuelva a un nivel basal o normal.

 Por otro lado, hay que tener en cuenta que uno de los principales síntomas del síndrome de abstinencia a la nicotina es la ansiedad, la cual se suple muchas veces con el consumo de alimentos, y además, estos suelen ser hipercalóricos, otro motivo más para facilitar el aumento de peso.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, te recomendamos que si vas a dejar de fumar o lo has hecho recientemente, te plantees acompañar una dieta saludable con algo de ejercicio, lo cual te ayudará a evitar engordar al dejar de fumar, o por lo menos, a que el aumento de peso sea menor. También es apropiado buscar una terapia de ayuda que te permita pasar el proceso de abandono del tabaco con la menor ansiedad posible, como por ejemplo, la auriculoterapia láser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *